Blog

La Zahara de Cervantes

la-zahara-de-cervantes

Pocas poblaciones pueden presumir de haber sido elegidas por el más importante escritor español de la Historia, Miguel de Cervantes, para ubicar en ellas algunas de sus historias. Más allá del “lugar de La Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme”, los lugares cervantinos otorgan un poso de abolengo a los escogidos parajes que tuvieron dicho privilegio.

Y Zahara de los Atunes es uno de ellos.

Cervantes situó en Zahara a Carrizo, el protagonista de La Ilustre Fregona, una de las Novelas Ejemplares, que refleja la vida de un pícaro en un ambiente tan peculiar como la almadraba.

En fin, en Carriazo vio el mundo un pícaro virtuoso, limpio, bien criado y más que medianamente discreto. Pasó por todos los grados de pícaro hasta que se graduó de maestro en las almadrabas de Zahara, donde es el finibusterre de la picaresca.

Cover

Las Novelas ejemplares son una serie de novelas cortas que Miguel de Cervantes escribió entre 1590 y 1612, y que publicaría en 1613 en una colección impresa en Madrid por Juan de la Cuesta, dada la gran acogida que obtuvo con la primera parte del Quijote. En un principio recibieron el nombre de Novelas ejemplares de honestísimo entretenimiento.

Se trata de doce novelas cortas que siguen el modelo establecido en Italia. Su denominación de ejemplares obedece al carácter didáctico y moral que incluyen en alguna medida los relatos. Cervantes se jactaba en el prólogo de haber sido el primero en escribir en castellano este tipo de novelas al estilo italiano.

En La ilustre fregona se desgarran dos mozos que pretenden cortejar a la muy bella moza de una posada. Uno logra su propósito, el otro no y es humillado por una serie de chiquillos que le gritan por la calle y le siguen a todas partes.

El texto completo de La Ilustre Fregona puede leerse aquí.